miércoles, 26 de mayo de 2010

Sinceras reflexiones...


Ante un encuentro inesperado, algunas de las respuestas buscadas para transmitir a otras/os, publicadas en el facebook:
La insatisfacción

Si el umbral de la satisfacción - como señalara un amigo de los que piensa y bien - está muy alto, es un problema. Es en ese estadío se piensa si no sería mejor que - en lugar de razonabilidades, sueños, ambiciones, profundo sentimiento nacional y popular -solidaridad, generosidad, lo bueno no sería contar con un 'amperímetro' que pudiera medir las sensaciones que se convierten en pesada carga...

Encuentro con un amigo de campañas electorales

Aceras, calles, cielos, momentos, proyectos, sentimientos, pasiones, éxitos, fracasos, satisfacciones, razones, ofuscamientos, neurósis, comunicaciones y secretos compartidos. Es saludable recordarlo. No lo es, si quedan heridas ó dolores en cuerpo y espíritu. Fue concretado con tu esfuerzo, el mío, el de los otros y con la esperanza de la gente. Albricias. Estamos de pie para seguir e incluso repetirlo...

Observando al hijo

Te miró caminar por la ancha avenida con mochila y patineta a cuestas. Admiró tu presencia, ansioso por escucharte. Lo hizo. Sintió que habías crecido. Se conmovió por tus ansias de Independencia. Cuando el tiempo del encuentro expiró, pensó que la Vida le ha dado satisfacciones que nunca transmitó. Ni amigo, ni hermano: Padre...

La tranquilidad de luchar por la armonía

Si antes de la muerte puedo suspirar una última palabra que sea: Paz. Si después viene la resurrección que lo primero a pronunciar sea: Reconciliación. Posteriormente al crecer agote la voz, proclamando: Libertad. Y mientras se repita el paso del tiempo, predique sobre: Serenidad, Prudencia, Entendimiento y Seguridad....

Los consejos de un conocido

Tomado de unos papeles 'añejos' que intento ordenar: "amabilidad, amistad, autenticidad, comprensión, diálogo, entusiasmo, esfuerzo, familia, fe, humor, respeto, responsabilidad, solidaridad, tolerancia"...A sacar las conclusiones que se deseen...

Para los chismosos

Vivir atento a las acciones de los otros, indagando sobre estilos, comportamientos, movimientos, amores, placeres e insatisfacciones, suele ser una forma de no ocuparse de los propios fracasos. El tiempo que mejor se vive es aquel donde prevalece la comprensión, intentando aceptar a los demás tal como se muestran, transitando por las serpenteantes sendas de las 'rutas' terrenales...
Ante la ausencia de Amor

Si supiera que existe, no importarían los tiempos, distancias, riesgos y compromisos. Asegura y reafirma: "iría a buscarla"...

Por expresiones agresivas

Ciertas palabras y gestos hieren (hasta matan), con la profundidad de una bala, aunque la sangre no brote...

La Soledad

La soledad 'autoinducida' por inseguridad, complejos y desconfianzas, enferma. Asumida como 'exigencia', es compañera perceptible, sin contextura física. Seccionada en minutos, horas, días, años, la 'conjugación' de excitaciones misteriosas, apasionadas y desobedientes...
No resignarse

Responder a las demandas que surgen desde el interior de cada uno de nosotros, es una de las tareas más dificíles que debemos afrontar en la vida de relación. No depende de propios deseos y ansiedades, la satisfacción que pretendemos encontrar. Lo relevante y hasta trascendente, es no resignarse. Si actúamos sin defleccionar, la convivencia armónica con el otro y uno mismo, puede conquistarse...




Dirección de Facebook: Jorge Matheus


miércoles, 19 de mayo de 2010

Telefonía Celular: "un avance tecnológico ó un arma mortal"...


El abogado defensor de la niña abusada en General Villegas, mediante la difusión de un video, ha señalado que se “está rastreando el origen de la derivación mediante teléfonos celulares, de lo sucedido”.
La posición del profesional es lógica. Seguramente goza de respaldo mayoritario. En las declaraciones que se publicaron, Correa acota que “se intenta evitar que el video pueda subirse a una página de Internet”.
El caso tomó tanto estado público, que por más que se alcance el objetivo que expuso - visto ó no lo sucedido - ya está incorporado al conciente colectivo de la sociedad, y lo que es muy grave – según afirman algunos – ya ocupa espacio en teléfonos celulares de todo el país.
En algunos casos se entristecerán. Otros se regodearán, como si fueran propietarios de una pieza de colección de lo que podría calificarse como “Museo de la Degeneración y Pornografía Explícita”. Son los que no necesitan concurrir a ningún sex-shop ó contratar un canal específico para “gozar” del sexo practicado por otros, pues poseen de la morbosidad propia del desequilibrio ó trastorno mental.
Comentan quienes han estado bien informados sobre la forma en que se llegó a esta situación. “El video habría ‘ingresado’ al establecimiento educativo donde cursa la niña de 15 años. Lo recepcionaron compañeros de estudio”. Desde ahí y otros lugares, se difundió a vecinos de General Villegas, para después hacerlo trascender a diferentes lugares de la región, hasta conformar una cadena que excedió esos límites. Está ‘paseando’ por el mundo.
La telefonía celular, se analiza como uno de los mayores avances tecnológicos de los últimos años. Por él puede verse televisión, contener material fílmico, música, oír radios, chatear, enviar mensajes de texto, remitir material científico, navegar por las millones de páginas de Internet, participar en forma activa en las redes sociales.
Lo sucedido en General Villegas alcanzó acentuada repercusión pública, pero viene produciéndose desde hace tiempo. La diferencia reside en que videos de las mismas características tienen como protagonistas a artistas “porno”, “señores”, “señoras” ó “señoritas”, mayores de edad. A estos, solo les cabe el peso de la conciencia.
La Ley no existe para sancionar la ética y la moral, e incluso en Argentina no hace muchos meses atrás, se eliminó del Código Penal la figura de “Calumnias e Injurias”. Puede interpretarse, entonces, que sí alguien lo hace con el fin de dar rienda suelta al rencor, resentimiento ó furia porque se ha sentido “engañado/a” en la vida, está en libertad para condenar a la ignominia.
Existen en el país más teléfonos celulares que fijos. Los fijos una vez instalados, quedan registrados en una agenda. Por reglamentaciones vigentes, las empresas proveedoras, deben entregarla a sus clientes.
Los celulares se venden por flota, individualmente ó tarjeta. Solo quedan visibles en quienes los comercializan. Se regalan u obsequian “chips” con el objeto de captar más clientes. Si el aparato pertenece a una misma compañía, se puede contar con una ó más líneas. Las tarjetas se venden en kioscos, estaciones de servicio, confiterías, restaurantes y hasta en forma ambulante. Tienen un número ó código, y baste con una “raspadita” para gozar de mayor crédito en el uso. Esto representa - según mi criterio - la posibilidad de ejercitar el Libertinaje, alejado del extraordinario valor de la Libertad.
El libertinaje permite – cuando quién utiliza un teléfono de estas características tiene sus capacidades cerebrales alteradas – ultrajar, condicionar la vida de otros, secuestrar, mandar a matar, condiciones inscriptas en una vida que dista de lo que se conoció, conoce y conocerá como relaciones normales.
La sociedad – no solo lo expongo yo, sino también consultoras de reconocida seriedad - mayoritariamente ambiciona la paz, aspira a las buenas costumbres, respeta la intimidad y se enorgullece de la dignidad.
La telefonía celular forma parte de la vida cotidiana. Su uso no podrá evitarse jamás. Está bien. El mundo avanza en materia tecnológica. No debe haber óbices para que el Estado a través de los poderes Ejecutivo y Legislativo, trabaje en la instrumentación de leyes que obliguen a los dueños de las empresas que proveen el servicio, a adecuarse a normas que se exigen a otros. Es inadmisible que se argumente que “es imposible elaborar una agenda telefónica”. Si no se edita en papel, puede estar incorporada a Internet. Inadmisible sostengan también que, “no se puede montar un organismo de control”. Esto último no podrá concretarse, si se continúa permitiendo que la venta indiscriminada de celulares y su registro, sea patrimonio exclusivo de quienes cuentan con el sistema para proveer las comunicaciones.
Es archisabido que los teléfonos celulares hasta son utilizados por delincuentes que se encuentran encarcelados, para planificar tareas afines a su condición, por lo que también está en riesgo la seguridad física de los habitantes de buena voluntad.
Poco y nada vale analizar, si hubo marchas ó declaraciones contradictorias, en torno a lo sucedido en General Villegas. Y es así. Esto puede repetirse en cualquier lugar del país. Entonces, volverán las radios, diarios, páginas web y canales de televisión a hacerse un “festival” mediático de extensa prolongación.
Menos aún tiene sentido ponerse a analizar los avances que se han producido en el entendimiento y comprensión de los menores de edad sobre la tecnología y los cambios a los que está sometido el mundo de hoy; los inicios de la actividad sexual, y los cambios a una legislación superior a 200 años.
Los propietarios de las empresas de Telefonía Celular han pasado a ocupar el ránking de los primeros lugares de la revista Forbes, y ello – lo afirmo, sin temor a equivocaciones – es avalar que puedan desarrollar su actividad económica con total y absoluta impunidad.
Mientras ellos gozan de los millones de pesos, dólares ó euros que a centavos han ido acumulando, la sociedad va camino a hacerse “trizas” porque se rompe un principio que está por encima de normas no escritas, pero que íntimamente vinculadas con la armonía, respeto y responsabilidad.

lunes, 17 de mayo de 2010

Hace doscientos años empezaba a flamear....

Gracias a la invitación del compañero y amigo Raúl, por adelantado que esté en blog...

miércoles, 5 de mayo de 2010

martes, 4 de mayo de 2010

La Moto y la Libertad...


Gracias a los amigos, la posibilidad de gozar, después de días de angustia y trabajo, del aire fantástico de la Libertad.
Poder subirse y circular en moto es inigualable. Solo hace falta animarse.
El "sueño del Pibe", con prudencia, puede cumplirse.
Lo único que debo superar es el frío: en esta época del año y en invierno, lo sufro.

lunes, 3 de mayo de 2010

Aníbal Fernández en la blogósfera, ya bate récords...


El compañero (no sé, si amigo), viejo conocido, Aníbal Fernández, Jefe de Gabinete de Ministros del Gabinete Nacional ingresó al mundo de la blogósfera y le doy la bienvenida, aunque - seguramente - en algunos casos no coincidiré un ápice con él.

Aníbal es controvertido, polémico, aguerrido, trabajador, discutidor, educado, boca sucia, crítico, elogiador, estudioso, amante de la tecnología y con un ‘pecho político’ a prueba de ametralladoras.

Su incorporación marcó al momento de revisar su blog, algo más de 17 mil entradas.

Nos pegará un viaje a todos los que estamos en este ámbito, que no admitirá discusión alguna.

No será por su condición de alto funcionario del Gobierno Nacional, sino por lo que – censurada ó no - es virtud.

Lo malo transforma en bueno, con juegos de palabras envidiables. Lo positivo eleva potencialmente, como pocos. En donde no encuentra coincidencias, pone en marcha un disparador que parece imposible de parar.

Es lógico que por el cargo que ostenta los comentarios de sus lectores, deban registrarse, y por otro lado sirvan a él como agenda virtual. Con todo respeto por los concejales, no se trata precisamente de uno de ellos en alguna perdida comunidad del interior, sino de quién coordina las acciones del Poder Ejecutivo Nacional. De todas maneras, hubiese sido interesante que lo dejara abierto, para sentir el rigor de los cibernautas enojados, y también de quienes coincidan con él.

“Nunca es tarde, cuando la dicha es buena”, y seguramente el apasionado dirigente político de la provincia de Buenos Aires, podrá comprobar el valor de la blogósfera cuando se la utiliza con los mejores fines e intenciones, aunque muchos de los seguidores sientan deseos de putear ó elogiar.

Amplio conocedor de la relevancia de Internet, el blog de Aníbal Fernández difiere en buena medida de la gran mayoría de los nuestros.

Aunque, estoy convencido que ha existido su gran aporte, porque sabe y mucho, ha contado con la contribución de diseñadores gráficos y especialistas en comunicación. Seguramente si se lo preguntan lo desmentirá y responderá con una larga explicación. Y, convencerá a muchos que todo lo configuró él, mientras se dedicaba a atender llamados de miembros del gobierno, determinar políticas, chateaba con los funcionarios de su área indicándoles pasos a seguir, revisaba los puntos y comas de distintas leyes, estudiaba y analizaba problemáticas nacionales, y como si todo esto fuera poco también despuntaba su hobby preferido: seguir plantando e incrementando el bosque de los pequeños Bonsai.