miércoles, 30 de septiembre de 2009

Nada nuevo....

Sin novedades...
Que tal?...
Si es por los "chismes", podría escribir veinte posts...
Pero no valen la pena...
Hay que dejar vivir a la gente tranquila y haciendo lo que quiere...
Sin inspiración y también sin deseos de copiar a nadie...
Llamá...Hay alguién que te está esperando desde 1991...
Que paciencia...

sábado, 26 de septiembre de 2009

La Cosmografía de su espíritu...

Llueve y el fuerte viento contribuye a que las gotas parecieran golpear como piedras sobre los techos…

Es aquí, pese al clima, donde se escuchan los cantos de los pájaros y existe el ámbito para pensar y amasar esperanzas…

La imagen de quién siempre ha soñado apareció repetidamente, como preanuncio de que quizá pueda abrazarla, sostenerla, acariciarla y gozarla profundamente…

Su acelerada acción creyendo que el tiempo expira demasiado pronto se diluye, y está aprendiendo a ser paciente…

La espera puede ser larga, pero no le importa, porque sabe que esperó y volverá a hacerlo…

Goza creyendo que camina como siempre por los céspedes y pasillos…

Goza recordando su ojos de brillantez sorprendente y sin pestaneos en momentos difíciles…

Goza sabiendo que la tuvo cerca, muy cerca…

Y solo atinó a quedar anonadado de la fineza expuesta en gestos, palabras y el brazo extendido tomando el hombro y apoyando sus labios suavemente en la mejilla…

Llueve…

Está lejos…

Cree que podrá tenerla y se dispone a esperar todos los días que hagan falta…

Llueve…

En ese repiqueteo de hace horas, cree haberla tenido…

Se conforma…

No ha sido su cuerpo…

Apareció la cosmografía de su espíritu…

El interior que intentará descifrar, cuando vuelva a respirar muy cerca suyo…





jueves, 24 de septiembre de 2009

Expresar lo que parecía olvidado...


La encontró...

No apuró demasiado los pasos...

Elaboró dichos y preguntas con prudencia...

Temió a las resistencias...

Existen afinidades que se mantendrán eternamente vivas, pese al transcurrir del tiempo...

Expresó lo contenido muy adentro...

Tuvo la sensación de liberarse...

Transmitió verdades directas, sin dar lugar a arrepentirse...

Sintió culpas ?...

No...

Nunca las sufre...

Sus deseos no provocan heridas...

Transgredió ?...

Reflexionó...

Se convenció que lo había hecho...

Recomienza a vivir...

Dio un salto que parecía olvidado...

Se recuesta sobre la almohada y piensa...

La mirada se expande más allá de los límites...

Imagina que está sola...

Le gustaría acompañarla...

No sabe si alguna vez podrá...

Comenzó a intentarlo...

Se fue durmiendo...

Una geografía corporal esbelta y soñada percibe cerca suyo...

Cuando despierte no estará...

La encontró fuera del espacio que ocupa...

Será otro día...

Deberá repetir los pasos, pergeñando las formas de alcanzar una ambicionada conquista...


Nota: Imágenes extraídas de google






miércoles, 23 de septiembre de 2009

Estás...


Despierta y te ve...

Abre puertas y te encuentra...

Se comunica y te escucha...

Bebe y te recuerda...

Escribe y te repite...

Lee y te extraña...

Viaja y te contempla...

Desliza sus manos y te toca...

Piensa y te piensa...

Imagina y te imagina...

Invierte y te comprende...

Fracasa y te apareces...

Cuenta y te descubre...

Camina y te huele...

Duerme y te sueña...

Despierta y te sigue viendo...

Estás....

Aunque sabe la enorme extensión de las distancias...




martes, 22 de septiembre de 2009

Negando respuestas al corazón...

Que sentís...
Rencor...
Miedo...
Nostalgia...
Insatisfacción...
Traición...
Ingratitud...
Emoción...
Equivocada imaginación...
Desvelo...
Espera...
Cerca y muy lejos...
No será que le estás negando respuestas al corazón?

jueves, 17 de septiembre de 2009

Ley de Teatro Independiente...




Se enteraron que las cámaras legislativas de la provincia aprobaron la Ley de Teatro Independiente, impulsada fervientemente por Lito Cruz....

En momentos que se habla de la necesidad de "mas voces y más voces", no escuché a nadie y no le leí por ningún lado que esto tuviera la repercusión que se merece....

Todo "piripipi" ?....

Y eso que algunos se están "rasgando las vestiduras, diciendo que la Ley de Medios es el camino a la difusión y promoción de nuestra auténtica cultura"....

O tiene que salir en "Clarín" para que tenga la relevancia que se merece, una decisión política que está íntimamente vinculada con la necesidad de apoyar a quienes se resisten a entregar sus sueños....

Vida, Pasión y Vuelo de la Abuelita Zenaida...(1era parte)

Los primeros cinco minutos de una genialidad de Leonardo

Vida, Pasión y Vuelo de la Abuelita Zenaida...(2da parte)

Para terminar de escucharlo a uno de los más grandes creadores del país

martes, 15 de septiembre de 2009

La vida sencilla....




Algo muy personal, pero que quiero compartir hoy: Ayer me reuní con un importante número de jóvenes. Ellos dejaron la sensación que es posible tener un país que afirme su futuro. Solo hay que darles lugar para que continúen: Pensando; Estudiando; Trabajando; Soñando; Participando. Y nosotros, los que doblamos los 50, ser capaces de: Escucharlos; Alentarlos; Aconsejarlos; Agitar sus alas; Entusiasmarlos. Vaya para ellos, algunos lectores de este blog, esta obra magnífica de Octavio Paz.


Llamar al pan y que aparezca
sobre el mantel el pan de cada día;
darle al sudor lo suyo y darle al sueño
y al breve paraíso y al infierno
y al cuerpo y al minuto lo que piden;
reír como el mar ríe, el viento ríe,
sin que la risa suene a vidrios rotos;
beber y en la embriaguez asir la vida,
bailar el baile sin perder el paso,
tocar la mano de un desconocido
en un día de piedra y agonía
y que esa mano tenga la firmeza
que no tuvo la mano del amigo;
probar la soledad sin que el vinagre
haga torcer mi boca, ni repita
mis muecas el espejo, ni el silencio
se erice con los dientes que rechinan:
estas cuatro paredes ? papel, yeso,
alfombra rala y foco amarillento?
no son aún el prometido infierno;
que no me duela más aquel deseo,
helado por el miedo, llaga fría,
quemadura de labios no besados:
el agua clara nunca se detiene
y hay frutas que se caen de maduras;
saber partir el pan y repartirlo,
el pan de una verdad común a todos,
verdad de pan que a todos nos sustenta,
por cuya levadura soy un hombre,
un semejante entre mis semejantes;
pelear por la vida de los vivos,
dar la vida a los vivos, a la vida,
y enterrar a los muertos y olvidarlos
como la tierra los olvida: en frutos...
Y que a la hora de mi muerte logre
morir como los hombres y me alcance
el perdón y la vida perdurable
del polvo, de los frutos y del polvo.
Foto extraída de Google de Zonajoobs

lunes, 14 de septiembre de 2009

Cobardía...



Autor: Amado Nervo


Pasó con su madre. ¡Qué rara belleza!
¡Qué rubios cabellos de trigo garzul!
¡Qué ritmo en el paso! ¡Qué innata realeza
de porte! ¡Qué formas bajo el fino tul...

Pasó con su madre. Volvió la cabeza:
¡me clavó muy hondo su mirada azul!

Quedé como en éxtasis... Con febril premura,
«¡Síguela!», gritaron cuerpo y alma al par.

...Pero tuve miedo de amar con locura,
de abrir mis heridas, que suelen sangrar,
¡y no obstante toda mi sed de ternura,
cerrando los ojos, la dejé pasar!

domingo, 13 de septiembre de 2009

Ya pasó...



Se encontró frente al espejo y miró...
Surgió una sucesión de fechas y recuerdos...
Nunca olvida.
Entonces ennumeró...
2001: Banco Provincia. Campaña Electoral.
2001: El teléfono sonó.
2001: El anillado en trabajos para leer y analizar.
2002: Los primeros escarceos.
2002: La separación.
2002: 10 de septiembre, un insustituíble que se fue.
2002: La distancia.
2002: La Casa.
2002: 7.
2002: 55.
2002: 17 de Diciembre.
2002: 31 de Diciembre.
2003: 5 de Febrero.
2003: Primeros días de marzo.
2003: La calumnia y la injuria.
2003: Julio. La renuncia.
2003: Defensa.
2003: El inicio de la "locura".
2003: Las páginas de Internet.
2004: Programa radial.
2004: El triple bay pass.
2004: 23 de Noviembre, comienzo del final.
2004: Empezaba a comprender que, del otro lado, solo interesaba el Poder.
2004: La defensa de lo nacional.
2005: Se avecinaba el temporal.
2005: Caja de seguridad.
2005: El regreso.
2005: La elección.
2005: El patrimonio por sobre todo lo demás.
2005: Los primeros síntomas.
2006: Febrero. Una de las pérdidas más importantes.
2006: El Adios definitivo y Nunca más.
2006: El llamado salvador.
2006: El saberse reconocido.
2006: Volver.
2007: La campaña.
2007: Jornadas de mucha elaboración.
2007: La propuesta.
2007: La aceptación.
2008: El desconocimiento.
2008: Fue para bien.
2008: Mucha nostalgia.
2008: Crispación.
2009: Orden.
2009: Efectividad.
2009: Volver a vivir.
2009: Sin terminar, algo empieza a alumbrar.
Volvió a mirarse al espejo.
Entonces, se dio cuenta todo el tiempo transcurrido, sin que quede una sola pizca de dolor.
El camino puede estar pletórico de felicidad

jueves, 10 de septiembre de 2009

En horas de insomnio...


Autor: Miguel de Unamuno.


Me voy de aquí, no quiero más oírme;
de mi voz toda voz suéname a eco,
ya falta así de confesor, si peco
se me escapa el poder arrepentirme.

No hallo fuera de mí en que me afirme
nada de humano y me resulto hueco;
si esta cárcel por otra al fin no trueco
en mi vacío acabaré de hundirme.

Oh triste soledad, la del engaño
de creerse en humana compañía
moviéndose entre espejos, ermitaño.

He ido muriendo hasta llegar al día
en que espejo de espejos, soy me extraño
a mí mismo y descubro no vivía
.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Poema Del Fracaso


Autor: José Angel Buesa


Mi corazón, un día, tuvo un ansia suprema,
que aún hoy lo embriaga cual lo embriagara ayer;
Quería aprisionar un alma en un poema,
y que viviera siempre… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, silenció su latido,
y en plena lozanía se sintió envejecer;
Quiso amar un recuerdo más fuerte que el olvido
y morir recordando… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, soñó un sueño sonoro,
en un fugaz anhelo de gloria y de poder;
Subió la escalinata de un palacio de oro
y quiso abrir las puertas… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, se convirtió en hoguera,
por vivir plenamente la fiebre del placer;
Ansiaba el goce nuevo de una emoción cualquiera,
un goce para él solo… Pero no pudo ser.

Y hoy llegas tú a mi vida, con tu sonrisa clara,
con tu sonrisa clara, que es un amanecer;
y ante el sueño más dulce que nunca antes soñara,
quiero vivir mi sueño… Pero no puede ser.

Y he de decirte adiós para siempre, querida,
sabiendo que te alejas para nunca volver,
Quisiera retenerte para toda la vida…
¡Pero no puede ser! ¡Pero no puede ser!

martes, 8 de septiembre de 2009

Sabes quién murió ?...


Nací en Pellegrini y viví en el lugar hasta los 13 años.

Es un pequeño pueblo, ubicado a escasos kilómetros del límite con la provincia de La Pampa.

Estudié y desarrollé gran parte de la profesión en Trenque Lauquen, ciudad que sentí, me había adoptado para siempre.

Tuve sueños, ilusiones y ambiciones. Las sigo manteniendo, y es por ello que un día partí, aunque nunca me voy definitivamente.

Desde que abrigué la esperanza de “triunfar” en Buenos Aires, las comunicaciones con la inolvidable Pepa (mi Madre) se fueron espaciando en términos de presencia física, por lo que el teléfono fue la manera de comunicarnos diaria, semanal ó mensualmente.

Cada vez que iniciábamos la charla, hasta fines del 2005, cuando empezó a mostrar sus primeras flaquezas físicas que derivarían en su fallecimiento en febrero del 2006, decía a manera de pregunta: “Jorge, sabes quién murió”. Debo reconocer que fastidiaba bastante esa manera de comenzar a dialogar. La comprendí, después que partió.

Ella había abrazado con un cariño y entrega inigualable la tarea de la Liga Popular de Lucha contra el Cáncer (Lipolcc), filial Pellegrini. Durante más de 20 años fue su presidenta.

Tenía sobradas razones para formular el interrogante.

En la mayoría de los casos se trataba de personas a las que conocía desde la infancia, y muchas de las cuáles habían padecido esta triste, conmovedora y - hasta ahora - casi imbatible enfermedad. Quería compartir el ahogo que la embargaba.

Alguna vez, junto al único hermano, viajamos a Pellegrini y le pedimos que dejara la titularidad de esta extraordinaria organización, porque interpretábamos que su corazón se deterioraba y que la tristeza podía enquistársele eternamente.

La respuesta rayana en la furia:

“Jamás. Ustedes no alcanzan a comprender el dolor que rodea no solo al enfermo, sino a toda la familia, más cuando no hay recursos suficientes para hacer frente a la medicación. Y aparte, no se preocupen, no estoy sola en esto, me acompañan la Señora de Benítez, Corral, Estela Ruiz y tantas otras. Yo voy a seguir”.

Luego, despejada del primer impulso, pronunció palabras entremezcladas con una sonrisa:

“Y además…no me dejan ir mis compañeras”.

De su puño y letra partían cartas a la ciudad de La Plata solicitando medicamentos; mantenía reuniones con profesionales del pueblo y de la zona; se comunicaba con los familiares de los enfermos; visitaba a estos últimos e incluso los recibía en su casa, intentando mitigar con palabras de aliento, los duros días que vivían.

Había hecho de la lucha contra el Cáncer un verdadero Apostolado y - si Dios existe - seguramente la debe tener de "enfermera" en algún rinconcito del Cielo.

Supimos gracias a ella del valor de las drogas oncológicas y también tuvimos la oportunidad - todos los integrantes de la familia - de conocer a mujeres y hombres que “sin pedir nada a cambio”, se esforzaban por conseguirlas, costaran lo que costaran.
Hoy son nuestros respetados y admirados vecinos, mucho más que amigos. Siguen trabajando diariamente en Lipolcc y hasta se las han ingeniado para regalarle un mamógrafo al Hospital Municipal de Trenque Lauquen.

Cuando por estas horas el Juez Oyarbide realiza una profunda investigación sobre medicamentos adulterados, venta de drogas oncológicas con destino a los sectores menos pudientes y tantas otras cosas relacionadas, mi Madre apareció con todas sus fuerzas en el andar de toda la jornada.

Agradecí que no tuviera que asistir a este panorama que - bien se está divulgando - por los medios de comunicación de todo el país.

Posiblemente hubiese fallecido repentinamente de un ataque al corazón.

Ella que amaba profundamente el país donde nació y que tenía inclaudicables convicciones democráticas – pese a su inteligencia y fortaleza - no le habría encontrado explicación a la sinrazón, al desatino, a la corrupción, a la incitación a la muerte, a la falta de leyes durísimas e implacables con aquellos que ametrallan uno de los valores más supremos del ser humano: LA VIDA.

Estoy convencido que ejemplos como los de Pepa hay miles, a lo largo y ancho del país, pero es el que más conozco, el que aprendí e incorporé hasta la médula.

Como tantas veces se ha dicho y expuesto: “La política tiene lo más excelso del hombre y también lo más miserable”.

En esta oportunidad ha emergido lo último, y como ciudadano argentino, comprometido - en gran medida - con los más puros ideales, deseo que se llegue hasta el final de la investigación.

Que quienes sentimos la necesidad de comunicar, no nos olvidemos dentro de una semana lo denunciado.

Que se siga machacando en los oídos y ojos del Pueblo, la existencia de quienes se asemejan a la Monstruosidad.

Los Argentinos, que en los últimos años hemos incorporado sin medias tintas la necesidad de respetar a “rajatablas” los Derechos Humanos, debemos dar muestras que somos capaces de hacerlos realidad, no solo condenando a los genocidas de la dictadura militar, sino también a los que roban la esperanza de los demás, con el fin de satisfacer necesidades económicas, hermanadas con la criminalidad.

Días pasados la visité y le rogué - a ella que era tan creyente - que pidiera a Dios que lloviera. Parece ser que el “Flaco” le hizo caso.

Ojalá que cuando vuelva a darme una vuelta por el espacio donde descansa, pueda decirle:

“No sé quién murió, pero quiero comentarte que en Argentina se hizo Justicia, con aquellos a los que les importa un rábano la solidaridad, generosidad y grandeza de personas como vos”.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Yo no quiero más luz que tu cuerpo...

Autor: Miguel Hernández


Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío:
claridad absoluta, transparencia redonda.
Limpidez cuya entraña, como el fondo del río,
con el tiempo se afirma, con la sangre se ahonda.
¿Qué lucientes materias duraderas te han hecho,
corazón de alborada, carnación matutina ?
Yo no quiero más día que el que exhala tu pecho.
Tu sangre es la mañana que jamás se termina.

No hay más luz que tu cuerpo, no hay más sol: todo ocaso.
Yo no veo las cosas a otra luz que tu frente.
La otra luz es fantasma, nada más, de tu paso.
Tu insondable mirada nunca gira al poniente.

Claridad sin posible declinar. Suma esencia
del fulgor que ni cede ni abandona la cumbre.
Juventud. Limpidez. Claridad. Transparencia.
Acercando los astros más lejanos de lumbre.

Claro cuerpo moreno de calor fecundante.
Hierba negra el origen; hierba negra las sienes.
Trago negro los ojos, la mirada distante.
Día azul. Noche clara. Sombra clara que vienes.

Yo no quiero más luz que tu sombra dorada
donde brotan anillos de una hierba sombría.
En mi sangre, fielmente por tu cuerpo abrasada,
para siempre es de noche: para siempre es de día.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Poesía Mapuche...

Autora: RAYEN KVYEH

La luna me entrega sus hilos plateados
mientras las olas lamen mi cuerpo
voy tejiendo azules pensamientos.

Bajo la lluvia
desgranas versos
descubres mis secretos
vertiendo en mis cabellos
el mugir del viento
resbala por mi espalda
en las calientes noches de julio
flujo y reflujo
en encendidos soles estallan.

Se consumen los leños
con su manto de nieblas
nos besa la aurora
mientras las olas
lamen nuestros cuerpos
desplegamos nuestras alas
desgranando versos.

martes, 1 de septiembre de 2009

El amenazado...

Autor: Jorge Luis Borges

Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir.

Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz.

La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única.

¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras,
la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas,
la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes,
los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño?

Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.

Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se
levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz.

Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.

Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.

Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.

Ya los ejércitos me cercan, las hordas.
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.)

El nombre de una mujer me delata.

Me duele una mujer en todo el cuerpo.